Las PYMES se acercan a los supermercados en México tratando de darle mayor alcance y visibilidad a su producto, pero normalmente duran poco tiempo por diversas razones y ahora se encuentran con un nuevo reto de conocer al consumidor offline-online o consumidor omnicanal.

¿Cómo es el nuevo consumidor en supermercados en México?

Antes de la pandemia, los canales online eran para un nivel socioeconómico alto pero la crisis sanitaria forzó al consumidor a conocer y ocupar canales digitales incluso a los que pertenecen a nivel socioeconómico medio y bajo. A pesar de la reapertura de tiendas físicas y el avance en la vacunación, un estudio de omnicanalidad de NielsenIQ revela que el 53% de los mexicanos sigue usando tanto canales físicos como digitales.

Otro estudio de Nielsen IQ México, afirma que los consumidores usan el canal offline para abastecerse y el online para algo inmediato, algo que fue de las principales quejas al principio de la pandemia, donde incluso las cadenas de autoservicio no podían cumplir con la demandas en tiempo y forma. Por otro lado, el estudio afirma que el 72% de los compradores online tienen como mayor motivador las promociones.

El estudio también destaca que los productos de despensa son más comprados en tiendas físicas aunque algunas categorías como higiene, belleza, bebidas alcohólicas y productos para bebé no hay gran diferencia entre lo online y offline. Otro dato importante es que el 97%  los consumidores afirman que seguirán comprando en el canal físico y el 96% seguirá comprando online, por lo que una estrategia exitosa deberá incluir un plan omnicanal.

Estar presentes en autoservicios ayuda a las PYMES a ahorrarse un plan de logística que necesita un e-commerce propio para poder cumplir con los pedidos en línea, por lo que lo supermercados y sus tiendas online, son la alternativa para acercarse a clientes omnicanal.

¿Qué buscan los supermercados de las PYMES?

Además de buscar productos innovadores y no más de lo mismo (lo que significa darle un valor agregado sobre la competencia) los autoservicios buscan capacidad de producción y distribución. Ante un cliente que buscar disponibilidad e inmediatez, son necesarias herramientas de automatización que ayuden a saber en tiempo real: el inventario de producto (para evitar quiebres de stock), fechas de caducidad y tiendas con ventas altas, bajas o nulas, para tomar acciones que ayuden a cumplir con la demanda del consumidor y ser rentables para la tienda.

Además, es importante la correcta exhibición del producto con el precio visible, un buen acomodo y cuidar la rotación de producto, lo que garantiza ser una empresa seria para la cadena de autoservicio y da presencia al producto en punto de venta.

Existe una herramienta que genera reportes semanales de las cadenas de servicio, por producto y por tienda de: ventas por pieza o en pesos, control de inventario, órdenes de compra, centros de distribución, productos en tránsito, así como comparar el crecimiento con el año anterior y el crecimiento con y sin el uso de la promotoría.